¿Es el comercio Internacional el camino correcto para poder superar una crisis económica nacional?

La ya establecida globalización y el enfoque internacional de los distintos empresarios han provocado que en los últimos años las pequeñas y medianas empresas hayan optado por decidirse por el comercio exterior y la internacionalización debido a la baja en la  demanda nacional.

Si hacemos una lista de barreras a superar al momento  de decidirse a internacionalizar una marca tendremos:

  1. Falta de información sobre los mercados extranjeros.
  2. El excesivo costo por encontrar información honesta.
  3. Los elevados aranceles aduaneros.
  4. Las complicaciones por encontrar socios comerciales en el país de destino.
  5. Disposiciones de regulación excesivas.

 Son estas algunas de las situaciones que los empresarios no pueden controlar, estudios recientes de empresas internacionales exitosas de calidad mundial opinan que:

Este dato  revela que internacionalizarse de manera positiva lleva muchísimo trabajo detrás.

¿Camino correcto el comercio Internacional?Lo que hace tener en cuenta conceptos como:

  • Compromiso empresarial.
  • Vínculo entre los trabajadores.
  • Buen gobierno

Son  elementos que conectan la empresa como un grupo unido con el fin de que los efectos positivos de carácter económicos aparezcan. De ahí que las empresas exportadoras deben tomar iniciativas responsables a la hora de entrar en nuevos mercados, sobre todo teniendo en cuenta una configuración financiera sostenible ya que una mala orientación empresarial en estas complicadas épocas de dificultades globales puede terminar en “tirar todo por la borda”  dado el exigente requerimiento de los mercados y los consumidores.

Sin duda un dato que llama la atención es que las PYMES de los mercados emergentes están superando claramente a las empresas de los países desarrollados, las cuales viven en países con una economía “paralizada” y con una gran cantidad de impuestos y regulaciones a los que hacer frente como para poder invertir en adecuar un producto hasta el extremo que exige el consumidor final del país destino.

Debemos plantearnos a una serie de preguntas conociendo la constante necesidad de adaptar el producto a la hora de entrar en un nuevo mercado Internacional.

 

¿Cuál es el límite que tiene que poner una empresa a la hora de alcanzar un mercado en otro país?

Lo decimos porque llega un momento en que los requerimientos no dejan de acumularse y el presupuesto no da para más por lo que hay que decidirse por una u otra opción entre traducciones de folletos, presentaciones adaptadas, selección de productos etc.

Sin duda el ajuste del producto a los diferentes mercados internacionales puede generar costos y trabajo extra que una pequeña o mediana empresa en muchas ocasiones no puede asumir.

Lo ideal es equilibrar prioridades y adaptar el producto sólo cuando sea estrictamente necesario, por ejemplo: cuando el potencial comprador lo exija como condición imprescindible para confirmar su pedido.

Esto es cada vez más importante en un mundo globalizado donde coexiste internet, nuevas tecnologías instaladas y adaptadas a diferentes mecanismos, recursos humanos conectados en pleno conocimiento, empresas capaces de facilitar la logística a nivel mundial, un aspecto que sin duda ayuda a las pequeñas y medianas empresas ya que es un factor que influye positivamente en las operaciones internacionales.

¿Qué decisiones debe tomar una pyme, si realmente quiere comercializar su producto en mercados internacionales?

  • No abordar todos los mercados  a la vez, ir de uno en uno.
  • Diseñar un plan.
  • Tener en mente que se trata de una carrera de fondo.
  • No hay un cronometro que nos obligue a llegar a la meta los primeros. Sin prisa, pero sin pausa.
  • Nunca en solitario. Hay muchos compañeros de viaje en los que apoyarse que nos harán  más llevadero el camino.
  • Contar con el asesoramiento de un especialista, una empresa que se dedique a la consultoría de comercio internacional o desarrollo de negocios y que tenga experiencia probada en la región que se quiera desarrollar.
  • Estar apoyado en un profesional hará que la curva de aprendizaje sea menos difícil …

Traduciéndose en menos inversión y mejores  resultados en menos tiempo.

 En los países menos desarrollados o emergentes, existen menos barreras administrativas, lo cual es bueno para los empresarios de países desarrollados que quieren salir fuera dado que en los países desarrollados como la unión europea se encuentran con las barreras en destino en los países desarrollados y “estancados”  los mercados son más densos y protectores de los consumidores.

  • La empresa que quiera internacionalizarse con ciertas garantías de éxito necesita tener una cierta masa crítica de empleados que dependerá del sector, del producto y de la capacitación del personal que posea.
  • Lo que debe tener es imaginación para superar los obstáculos que surgen por el camino, pues no todo se arregla con dinero.
  • La crisis obliga a repensar muchas cosas y debe estimular nuestra imaginación y agudizar nuestro ingenio y nuestra creatividad.

Pensar localmente y actuar globalmente…

Una empresa que sea de una provincia y quiere vender en otra provincia ¿qué hace?

Selecciona un distribuidor, a un representante, abre una sucursal, etc. pero antes habrá hecho un estudio de mercado, obviamente habrá muchas  variables que serán implícitas por ser el mismo país, tales como legislación, hábitos de consumo, manera de negociar.

… muchas que aparecen proporcionadas con la cultura local

… si se quiere vender en México  ¿qué hacer?

 O se va unos meses a entender todas esas cosas que en el lugar de origen  las tiene claras o busca ayuda profesional….

Creemos que la segunda opción será más rentable.

En la experiencia profesional estoy cansado de ver empresarios que han gastado dinero y tiempo intentando internacionalizarse y  simplemente por haber planteado mal una reunión o por no entender la idiosincrasia de sus interlocutores o clientes.

Siempre hay que salir, siempre hay que buscar nuevos mercados. Porque el mundo está lleno de posibilidades, está lleno de oportunidades.

Barreras a superar

La clave está en:

  1. Realizar un buen plan de internacionalización.
  2. Buscar información secundaria primero para delimitar mercados.
  3. Buscar información primaria después, de aprovechar los recursos oficiales.
  4. Acudir a las ferias internacionales ver qué hace la competencia internacional.

Y adelante,  por supuesto…

Teniendo en cuenta las características culturales, legislativas, administrativas a donde nos vayamos.

Hay tantos ejemplos de éxito de empresas que se han internacionalizado. Que por qué no plantearse que nosotros también podemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s